El cine es un espacio de identificación, de educación, de industria y de arte. Y todo eso, está dentro de este blog.

miércoles, 30 de noviembre de 2011

De las tablas a la pantalla grande



Últimamente la propuesta de las salas no es solamente cine o documental: también tenemos proyectos que tuvieron como escenario las salas y que luego se proyectan como films.

Como negocio está bastante claro: venden las entradas del vivo y después de la proyección, así el espectáculo sigue facturando. En el proceso, filman mientras hay público y luego, para los primeros planos y demás, filman de nuevo con el teatro vacío (por mucho amor que tengas por lo que estás viendo, si tenés un carrito de travelling en medio del escenario, algo de ruido hace, ¿No?). Ahora, como espectadores ¿Qué creen que nos suma?



Este año pasaron varios recitales por las salas digitales: pudimos ver a Alejandro Sanz con el mismo espectáculo que hizo en Vélez, al último concierto de Simply Red y podremos ver a Ozzy. Si bien la entrada es más económica y aquellos que no pudieron verlo, acceden, es la idea del “estar ahí” lo que hace al recital tan fuerte ¿O no?

Pero eso no es todo. Cuando murió Michael Jackson, se proyectó un documental sobre lo que iba a ser la nueva gira y su puesta en escena. Ni hablar de proyectos como Glee 3D que fue una puesta prácticamente sólo del concierto.

Rent también tuvo su paso por el cine y no hablo de la paupérrima adaptación al cine, sino que después de doce temporadas en Broadway, se filmaron las dos últimas funciones y se proyectaron juntas. El público emocionado, los actores llorando, el saludo con los actores de las primeras temporadas, terminan de cerrar el círculo para los fanáticos.

Este año, además, empezaron a proyectarse Ópera y Ballet en las salas digitales. En teoría quieren convencernos de que el vivo se suplanta con las posibilidades tecnológicas. Permítanme dudarlo, pero eso no significa que la experiencia, por ser diferente, sea nula.

¿Qué piensan de éstos proyectos? ¿Suman en la sala de cine? ¿Dónde creen que está su atractivo?

martes, 29 de noviembre de 2011

Spotlight on: The Artist


Sé que normalmente hablo de grandes blockbusters en esta sección, como foco de lo que se va a hablar en todos los medios amén de su calidad artística pero cuando me topé con los trailers e info de este proyecto a estrenarse, no pude menos que tentarme de escribir sobre él.

The Artist se enfoca en ese mundo maravilloso del cine clásico en el que todavía el sonoro no se sincronizaba con los films y los estudios funcionaban día y noche. En el mismo mundo por el que cantamos y bailamos junto a Gene Kelly en “Cantando bajo la lluvia”, tendremos a un artista del cine mudo que en pleno 1927 debe someterse a la prueba y ver si seguirá trabajando. Debe comprenderse lo que significaba para la época: necesitar silencio absoluto, que el actor no pudiera moverse por hablar en dirección al micrófono lo que impedía marcar las actuaciones como hasta ese momento y ni hablar de aquellos actores que no tenían una buena dicción o un buen tono de voz.



La historia es sobre George Valentin, un actor que teme por su carrera y conoce a Peppy Miller, que es una bailarina en ascenso. La historia se cuenta en blanco y negro y sin diálogos, de la misma manera que George hubiera trabajado en esa época.

De origen francés, el proyecto dura hora y media y estuvo a cargo de Michel Hazanavicius, quien ya dirigió dos veces antes al actor Jean Dujardin (el que encarna a Valentin).

No es novedad que se lo espere mucho: ha ganado premios al mejor actor en Cannes y premios del público en San Sebastián y Toronto. Además, los hermanos Weinstein ya adquirieron los derechos, así que la prensa especializada ya empieza a considerarla para los premios de la Academia.



La actriz que encarna a Peppy es la argentina Berenice Bejo, quien viene haciendo diminutos papeles y finalmente ha encontrado su hueco.

Ni hablar de las posibilidades estéticas en las que la iluminación tipo neoexpresionista, bien dramática en sus claroscuros o hasta la de tres puntos con una contra luz para que la figura sea más volumétrica. Me parece que esta película va a ser nueva con aires de clásico que puede llegar a ser irresistible.

Les recomiendo que no se la pierdan. El cine no está sólo atado al diálogo y la música tiene una presencia dramática que realmente puede suplantar sin necesidad de que los extrañen. Creo que va a ser una propuesta atractiva, bien llevada y sin necesidad de que tenga delirios “artísticos”. Sigo sin creer que la industria y el arte son antitéticos. Dejémosnos llevar por el blanco y negro.

video

¿Qué piensan de este proyecto? ¿Creen que va a ser interesante?

lunes, 28 de noviembre de 2011

El golpe, de George Roy Hill




Ambientada en la época de la Depresión americana, la película relata las andanzas de tres estafadores de poca monta que por casualidad terminan robándole a un miembro de la banda del mafioso Doyle Lonhegan. Esto llevará como consecuencia el asesinato de uno de los rateros por lo que Kelly Hooker (Redford) decide irse de la ciudad en busca de Henry Gondorff (Newman). Como es de esperarse, el golpe implica la venganza de su amigo, quien ha dejado a una viuda e hijos detrás.  


Henry es un poco más cínico y menos gallardo aún que Kelly, de manera que no está dispuesto a meterse en problemas por él sin un debido entrenamiento y plan. Será la relación entre ellos, el glamour, la estrategia y la maravillosa música lo que terminará de lograr esta inolvidable película.




Un ambiente lúdico, grandes actuaciones (el que no conoce a Redford de esa época va a ver lo mucho que lo imita Brad Pitt y como Paul Newman no creo que haya otro) y un guión inteligente, arman esta cinta invaluable, necesaria e inolvidable.

Gloria, de John Casavettes




Tengo que confesar que amo profundamente a Rowland. No me la imagino nunca como una mujer ama de casa tejiendo, sino siempre saliendo con un rifle y tacos altos a defender lo que cree que le pertenece. Esta película, entonces, está casi que pensada para mí. Por otro lado, el director no sólo por ser su marido, sino por ser quien era, sabe cómo explotar absolutamente todo su encanto con su propio sello. Son la arcilla más indomable en las manos más expertas. 

Para poner un poco en contexto, todo el cine independiente americano no sería nada sin John. No sólo pudo sintetizar la corriente de cine de autor que venía de europa, sino que pudo imprimir su sello de que aquello que dicen sus personajes se contradice con lo que hacen físicamente. Entonces las conversaciones más íntimas pasan en los lugares más inhóspitos y los personajes se niegan a esa figura moralista y gallarda que pedía el cine clásico y de industria. Me encanta escuchar los relatos de cómo filmaba, de cómo su casa estaba llena de cables, porque siempre era set. 

En una fría y podrida Nueva York habita Gloria, la ex amante de un mafioso que se ve enredada en un lío cuando su vecino, un contador de la mafia, teme por su vida y decide entregarle su hijo y un libro que prueba la culpabilidad de la banda.


A través del desarrollo de la película vemos a esta machacada mujer corriendo por las calles con el chico. Claro que el eje argumental estará dado por la relación entre ambos.

Con sets asfixiantes y lleno de rincones donde se reúnen todo tipo de criminales. Los personajes irán sintiendo cómo la ciudad no es para nada grande y que esconderse es casi imposible.


Con su ritmo cansino e inconstante habitual, Casavettes enfrenta a Gloria con su pasado y crea su presente con toques de western urbano en la que el personaje tiene una infinita capacidad de renuncia por amor, del precio del pasado y de la libertad.

De los mejores personajes femeninos que ha pisado la gran pantalla. 

Ladrón de biciletas, de Vittorio de Sicca



La primera vez que vi esta película me sentí como si toda la esperanza en el mundo no existiera más. Después de tantos años del relato clásico donde los buenos tenían buenos resultados y los malos tenían lo que se esperaba, de repente este cine va mucho más allá y te retrata el lado b. El lado b de todo: de que las historias son más ambiguas y menos cerradas de lo que parecen. Si a esto sumamos que es un cine posguerra, sabemos qué pensaban ellos del mañana. 

El Neorrealismo Italiano nace como una respuesta al cine promovido por Mussolini donde se mezclaba el melodrama con situaciones cómicas y lo que este momento quiere mostrar es que no hay una postura tan feliz en un país que perdió la guerra y donde la situación social es terrible. Y transformó el cine. Ya no es la historia de un personaje, sino un melodrama social, ya no es una introducción, nudo y desenlace, sino episodios en la vida de alguien, porque nadie puede conocer todo sobre otro. Ya no se trata de sets armados, sino que la cámara sale a la calle y te muestra la crudeza de lo que podemos hacernos sin edulcorarnos nada. 


Para apoyar esta idea, los actores involucrados no son profesionales y algunos rasgos documentales como ser el hecho de que el personaje cuelga un afiche de Gilda, como para situar en tiempo y espacio o el momento en el que venden las sábanas y un paneo nos muestra cuantos más han tenido que hacer lo mismo.

Antonio tiene que mantener a su familia, como muchos otros italianos, y van buscando trabajos diarios para poder sostenerse. La bicicleta es la posibilidad de trabajar y de darle de comer a su familia pero en el primer día de trabajo, le roban su bicicleta.En una desesperante búsqueda a lo largo del día, encontrará y perderá la bicicleta, se encontrará con la traición y caerá tan bajo como puede.

No sólo es la miseria y el retrato de una época lo que duele de este film, sino también el hecho de que sean los niños testigos de esto. ¿Seguirán siendo niños después de conocer esta cara del mundo?

Para llorar a moco tendido pero es realmente inolvidable. La calidad y profundidad humana que tiene es infinita. 


El origen, de Christopher Nolan




Basándose en la idea de lo poderosa que es la mente y de cómo puede crear ambientes, situaciones y engañarse a sí misma, Cobb, su personaje principal se dedica a extraer ideas de la mente de las personas a través de un sueño conjunto, donde al soñador todo le parece real y no siempre sabe defenderse.

Cuando se le encarga una tarea, que es original una idea en el subconsciente, Cobb no puede rechazarla ante la posibilidad de volver a su país y con sus hijos, después de estar prófugo hace ya bastante tiempo.



Frente al espectador se desarrollan una serie de niveles de sueño, el caos, los inesperados, las muletillas visuales (acciones que se repiten para completarse después que sirven como puente para ubicar al espectador), los efectos especiales y un gran casting completan  el relato.

Es una narración compleja con flashbacks dentro de flashbacks, con empezar la historia por el final y con tres niveles de sueños, nos encontramos en esta historia llena de sutilezas en lo visual (como un físico que sigue siendo un actor pero su reflejo en el espejo muestra otra) y una excesiva y perfecta Mal (Marion Cotillard) que es la mejor proyección sobre recuerdos que Cobb podría tener.


Es uno de los films más originales que vi en mucho tiempo y con un gran final (para nada abierto si me preguntan a mí) que vale la pena ver. Aunque sea sólo por Leonardo DiCaprio, Joseph Gordon Levitt y Ken Watanabe.

viernes, 25 de noviembre de 2011

Fuera del círculo de la confianza: las cosas que deberían gustarnos y no hay caso

Como la “nota relajada” de viernes se me ocurrió proponerles algo distinto. No sé si alguna vez les pasó de pensar que hay películas o cosas con las que uno no se puede meter porque aparentemente todo el mundo dice que son sagradas. A mí me pasa todo el tiempo que no entiendo “el gancho” de algunas cosas y con todo el miedo de que me saquen del círculo de la confianza, hoy lo escribo a los cuatro vientos y los invito a que me cuenten ustedes, qué cosas que les tendrían que gustar no les gustan.

Lost


Todo el mundo se enganchó con esta historia y yo me pasé seis temporadas esperando a que pase algo o que al menos me resuelvan algo de todo lo que abrieron. No sólo no pasa si no que para seguir manteniendo el suspenso se fueron a una grandilocuencia insoportable. ¿Para qué toleré la eterna segunda temporada si igual con Walter no pasaba nada? ¿Toda la explicación del humo negro era lo bueno contra lo malo? ¿Really? Después de robarse vilmente todo el argumento de “El señor de las moscas” ¿Hicieron eso con una novela que ganó el Premio Nóbel?

Recuerdo nada más la cara constante de necesitar activia de Kate que redefinió el rol televisivo de Solita Silveyra (sólo ella puede llorar tanto en las telenovelas) y no puedo entenderlo.

Pulp Fiction está sobrevalorada


Tranquilos, guarden esos crucifijos. No digo que sea mala, digo que no es para tanto. La estructura episódica al estilo Fellini, el nonsense al mejor estilo Godard, todo eso que resultó original eran homenajes muy bien hechos. Creo que Tarantino es un gran estudioso del cine y con esto fue al spotlight pero sigo pensando que Perros de la Calle es un trabajo mucho más consistente que éste. Igual, repito, no podría decir nunca que es mala.

Martin Scorsese no me gusta


El hombre tiene el gran problema de no saber terminar los films. Los empieza geniales, los construye cuadro a cuadro, pero en un momento parece como que se casa a sí mismo de su relato y empieza a caerse por todos lados. ¿Por qué? Porque no entiende que a la mitad, le sobran al menos cuarenta minutos. Me parece que a veces se enamora un poco de su obra…

Tampoco me gusta como director de actores: Daniel Day Lewis es uno de mis favoritos sin lugar a dudas, pero el simple hecho de recordar la batalla versus Liam Neeson en el inicio de Pandillas de Nueva York, tan asquerosamente coreografiada y lo veo sobreactuado por primera vez en mi vida.

Ni hablar de lo que hizo con el gran Nicholson en Los infiltrados, que ya de por sí es sobreactuado…acá era un cambalache.

También creo que lo arruinó a De Niro, que era un actor de una sutileza y de gestos tan reales que ahora sólo es un capo mafia.

¿Y qué pasó ayer? No me da gracia


El humor escatológico de los yankees no me ha gustado nunca. Siempre fui más del estilo sarcástico de los británicos pero que alguien drogue de onda a los amigos de su cuñado, que se agarren un estado alcohólico deplorable y hagan locuras en estado de inconsciencia no puede darme gracia. Me parece espantoso y exagerado.

El juego del miedo tiene el peor malo de la historia


Yo sé que en realidad la gente se engancha con la víctima y piensa qué haría si estuviera en ese lugar. La empatía le pasa por el otro lado. Yo no me creo que sólo porque alguien descubre que se va a morir por una enfermedad Terminal, decide encontrar el sentido de la vida y demostrárselo a gente descarriada. El de Seven, que era genial, se reconocía como pecador, él era parte de su obra. Este tipo, en cambio, tiene la pedantería de someter a las personas a esto sin tener mayores justificaciones psicológicas (estoy hablando principalmente de la primera). No hay una construcción de personaje para nada.

Bueno, como verán, son temas sensibles. Espero que se tomen esta propuesta con humor, como la pensé y no como una agresión. Cada uno tiene derecho a consumir lo que le parece…simplemente, se ve que no soy target para todo.

¿Cuáles son las cosas que no les gusta que les hace pensar que los van a echar del círculo de la confianza?

jueves, 24 de noviembre de 2011

Ayer y hoy: los iconos del cine clásico y los del actual

Hace poco se lanzaron para subastar unas fotos de Marilyn Monroe antes de que sea famosa y tres cartas de James Dean a su novia, además de cosas de Greta Garbo, John Wayne, Elizabeth Taylor, Sean Connery y Marlon Brando. Amén de que estén de acuerdo o no con gastar semejante suma en verdes, me sigue llamando la atención el poder que tienen estas figuras como icono de una Era y que hoy la seguimos pensando como mágica y glamourosa.

Se me ocurrió proponerles un juego: ¿Qué tal si jugamos a las estrellas que tenían antes y las que tenemos ahora? Les propongo ocho asociaciones y ustedes me dicen si tengo razón o no y, de paso, sugieren las que faltan



Antes
Ahora
El duro glamouroso
Humphrey Bogart

George Clooney

La diva que es una frágil Femme Fatale
Marilyn Monroe

Scarlett Johansen

La talentosa belleza
Elizabeth Taylor

Natalie Portman

El rubio seductor
Robert Redford

Brad Pitt

El icono juvenil
James Dean

Zac Efron

El gran comediante de tipo común
Jack Lemmon

Steve Carrel

La imponente
Marlene Dietrich

Angelina Jolie

El gran actor dramático
Marlon Brando

Sean Penn

miércoles, 23 de noviembre de 2011

Recursos bien usados que crearon escenas inolvidables

Tengo que hacer una idea de ensayo sobre qué es lo que me atrae a la hora de ver una película. Lo primero que se me viene a la cabeza siempre es el guión: si no me interesa lo que me cuentan, no me interesa verla pero el elemento del director y de cómo elige combinar todos los aspectos del film no puede ser menor.

Últimamente siento que nos enfocamos más en el actor porque es lo que se filma, pero muchas veces nos olvidamos que en la construcción del lenguaje, los actores son sólo intérpretes dentro de un universo. Susan Sontag decía que no hay nada objetivo en la cámara, ya que por elegir qué encuadrar, hay muchas cosas que dejás de mostrar.

En los recursos que seleccioné, que son pocos y de películas comerciales, lo que intento decir es que no importa cuán cliché sea el argumento, muchas veces la forma cobra importancia por sobre el contenido y terminan creando escenas inolvidables.


Expiación
video

Esta caótica escena que muestra a soldados desquiciados, buscando qué hacer de su vida , una gota de agua, un poco de fe en esa paleta grisácea y con personajes tambaleantes es una belleza. En tanto dolor hacer tanta poesía es todo un mérito. ¿Les conté que es una de mis películas favoritas?

En el nombre del Padre

video

Creo que si les digo que lloro todas las veces que lo veo, no exagero. Este film es terrible y es hermoso al mismo tiempo porque está muy bien filmada. Me gusta siempre cómo va cambiando la celda de Gerry, que mientras ahora está llena de carteles del Che y demás, más adelante estarán las paredes vacías, sólo relatará en una cinta la historia para que la abogada pueda tener un caso.

Cuando se muere Guiseppe, tiene el buen tino de usar la música cuando tiene que usarla, que los pasos suenen en el vacío hasta hacer parecer que tienen eco y los papeles encendidos terminan de hacer el resto. Gran película, gran director, gran actor...y gran historia.

500 días con ella

video

Lo que me gusta de este recurso es que el montaje paralelo no suele funcionar mucho, para mí, a menos que sea cosa muy cortita. Ésta película con su gran banda sonora, usa a destiempo una parte de la pantalla para que el espectador pueda asimilar lo que pasa en ambas. Divide la realidad de las expectativas, mostrando lo que él creía que iba a pasar mientras se escucha una canción que dice "nunca se lo vio venir".

Las animaciones al final lo terminan dejando en ese vacío, demostrando que no sabe qué hacer...

Nothing Hill

video


En las comedias románticas siempre hay un momento en el que la pareja está separada. El tema es que mientras en otras películas suele llover en este momento, en Nothing Hill se muestra el paso de todo un año separados en el que él no siente que haya pasado nada con su vida, que sigue en el mismo lugar, haciendo las mismas cosas, en una monotonía insoportable.

Vemos a una mujer embarazada, él se pone y saca el abrigo simulando las estaciones y al final la señora tiene un bebé de un par de meses por lo menos. Todo esto remarcando el mercado de frutos, tan famoso por ese barrio. Ya no necesitás ninguna escena chiclé más para ponerte en tiempo y situación.

Orgullo y Prejuicio

video

La historia ya es conocida: ella cree que lo odia, él es un parco que en realidad la ama. En medio de todo ésto aparece un tercero en discordia que a ella le interesa pero que le ha pintado una imagen espantosa de Darcy. En esta fiesta se encuentran y viene el baile.
Está tan bien manejada la discusión, el hecho de que por el tipo de baile el diálogo no es fluido y la clara desaparición del resto porque cuando están juntos... muchas veces el resto sobra. Es romántica a más no poder y funciona muy bien con todos esos violines de fondo.

¿Qué recursos así se acuerdan? ¿Cuáles les parece que funcionan muy bien? El tema del ritmo hollywoodense muchas veces hace recortar la extensión de escenas y es tal vez eso lo que hace a la violación de "Irreversible" tan violenta o los silencios de "Hunger" los que tensionan tanto. ¿Qué piensan? ¿Qué miran ustedes para decir que una película es buena o mala?

martes, 22 de noviembre de 2011

De la pantalla a la realidad: esas películas que nos parecen reales

En “La Rosa Púrpura del Cairo” una mujer va a la sala de cine para escaparse de su realidad, para que la oscuridad de la sala se lleve todo. Así es como se enamora de un personaje que un día salta de la pantalla y se vuelve “real”.

De hecho, es lo que a mi criterio hace funcionar a la idea de Star System: el pensar que el día que los conozcas, van a ser exactamente así, que de hecho por verte miles de entrevistas te “caen bien o mal”. La dimensión entre la pantalla y uno no siempre está tan dividida y es lo que hace tan entretenida a la oscuridad de la sala.

Pensando en todo esto, me vuelvo a encontrar con un film que me gusta mucho “Antes del Amanecer”. La historia relata el encuentro entre dos personas y cómo se han modificado. Éste sentimiento de “me podría pasar” me empacha cada vez que la veo y, por más que ahora sé que va a venir una secuela y que no sé si quiero verla (ya la segunda no me gustó tanto) se me ocurrió preguntarles qué pelis les parecen “reales”.

La idea es que me cuenten qué film los ha tocado y les ha resultado cercano. Debajo, mis tres “posibles” películas

500 días con ella – menos el musical pero no me quejo si viene


Los Puentes de Madison – desgraciadamente, menos Clint Eastwood



Bridget Jones – menos yo corriendo en bombacha por la calle, algo de decencia me queda.



Ahora es su turno de contarme.

lunes, 21 de noviembre de 2011

Otros siete clichés que siempre vemos en el cine

Hace ya un tiempo escribí sobre siete clichés en los films. Es tiempo de completar la lista de a poco con otras constantes que se repiten en película tras película, algunos con ingenio, otros medianamente buenos y otros olvidables.
En esta lista de siete constantes, siempre hay estereotipos porque parece que en el intento de universalizar, a todos nos pasaría lo mismo. Los invito a recorrerlas, a recordar los anteriores siete y en ver como de a poco, vamos repitiéndonos como espectadores y ellos como creadores.
Conflicto Padre – hijo (esto se puede ver agravado si el personaje del hijo/a decide reproducirse)
Parece que la raíz de todos los problemas de todos los personajes siempre está en los progenitores. Que si los juzgan mucho, que si los juzgan poco, que si perdieron el encanto de héroes a sus ojos. Sobre todo en los protagonistas adolescentes, hay una búsqueda de significado de su realidad que empieza estigmatizando a los padres. Ni hablar cuando son mayores y deciden tener hijos, porque ahí se les da por querer conocer el sentido de la vida.
El conflicto puede ser bien explotado como en el caso de El Gran Pez o Claroscuro puede ser una mera forma de intentar interesar al espectador en algo como en Un viernes de locos, por poner ejemplos extremos.
La dinámica se basa en definir a los dos personajes a través de su relación. A veces funciona, otras no llega ni a cumplir.

La abnegada Penélope esperando que Peter Pan crezca
Nos han quemado la cabeza pensando que si no somos sopranos cantando a los animalitos del bosque, no nos merecemos el amor. Que el hombre tiene otro ritmo para madurar y blablabla. Cuestión que vemos a chicas que se la pasan sufriendo esperando que el soquete del que están enamoradas, caiga en la realidad, deje de correr atrás de otras y se de cuenta de que ella es la mujer de su vida. A veces se da así, otras ella se da cuenta de que perdió el tiempo.
Para este ejemplo podemos ir desde la basiquísima Sex and the City con Carrie y su Mr Big hasta la divina de Keira esperando volver a encontrarse con James McAvoy en Expiación.

Triángulo amoroso
No hay amor sin competencia, señores. Acá se ve que hay que afilarse las garras y sacarles los ojos a la que se venga a meter en el medio. Ante los ojos del espectador se presenta clarísimo: el salame versus el que realmente la quiere (que suele ser infinitamente menos “convencionalmente” atractivo) o la idiota hueca versus la intelectual que no será bonita pero lo quiere de veras.
Un ejemplo, de una peli que amo, sobre esto es “La verdad acerca de perros y gatos”. ¿Clichés? Todos, pero me gusta.

El héroe improbable que hasta puede convertirse en uno sólo por amor
Tengo la teoría de que todos los nerds que fueron torturados en el colegio ahora escriben guiones, entonces en Hollywood todos los supuestos capos de la secundaria son unos mediocres tipos que no sirven de mucho. Así es como todo el cine se hizo un culto hacia los héroes que no tenían pasta de y sólo un gran corazón.
Algunos casos de éstos tienen que ver con que el personaje anda papando moscas y todavía no crece, que se ajusta muy bien al héroe romántico, que hace que después tenga esos gestos increíbles (con geniales y elocuentes discursos). Un ejemplo de esto podría ser John Cusack en Alta Fidelidad.

El paso del patito feo al cisne más lindo
¿Se dieron cuenta de que hay un baile en el que alguien se apiada de la poco agraciada o que tiene una pésima ropa y la ponen como una diosa? Así, el personaje masculino que andaba dudando si le gusta realmente o no “por más que ella no es como todas las demás”, cae a sus pies. Esto empezó con la Cenicienta pero pasó por cada película de secundaria que pudo, en cada comedia romántica y en algún que otro drama romántico. Las mujeres que usaron ciertos vestidos se han convertido en íconos como Marilyn, Rita, Audrey.
El ejemplo de hoy, es de donde salió todo: Disney.

Siempre tendremos París
No sé si alguien más estuvo alguna vez en París. A mí me habían quemado el cerebro con la “ciudad de la luz” y que cual Sabrina Fairchild me iba a encontrar a mí misma por esas calles. París me pareció una ciudad como cualquier otra, no tenía la mística que sí tuvo Londres para mí pero siempre que tienen que pensar en el mejor espacio para hacer una escena de lo más romántica y empalagosa, eligen París.
Por ejemplo, Alguien tiene que ceder

El amigo freaky
No hay comedia romántica sin que el héroe que es medio nerd, tenga un amigo absolutamente freaky que si no vive con él, raya el palo. Ya sé que sirve para alivianar al espectador, pero después de casi 116 años de cine, me imagino que debe haber alguna otra forma. Por lo pronto, freaks en el cine hay muchos, pero como Spike de Nothing Hill, pocos.

Acá les dejo el link a los siete anteriores...así vamos sumando de a poco Ver Nota