El cine es un espacio de identificación, de educación, de industria y de arte. Y todo eso, está dentro de este blog.

domingo, 12 de febrero de 2017

Lunes de Sagas Presenta: X-Men


X-Men nace como parte del mundo Marvel y Stan Lee. Ahí donde el autor había encontrado una buena vuelta de tuerca con la lógica de "familia" en los 4 Fantásticos, acá la explota llevándola a un extremo del mundo de los diferentes, de los marginados, de la posibilidad de convivencia entre estas diferencias en un mundo que no tolera lo que sale de la norma. 

Lo que los hace diferentes, el gen X, es que la raza sigue una evolución constante para adaptarse al ambiente, que en los casos en los que se acelera, crea lo que consideraríamos "poderes". Con la lógica de la paranoia por un lado y el poco control sobre estos "dones" son el contexto en donde vamos a conocer a estos personajes.

X-Men (2000)


Lo que empezamos a ver, luego de una explicación sobre el origen de estos dotes ya mencionados, es a un chico en un Campo de Concentración que, separado de sus padres y en plena angustia, parece mover la reja que los separa con la mente. No feliz con esto, pasamos a los cálidos tonos del Mississippi con una chica que se da su primer beso con un chico y parece chuparle la energía, casi matándolo. Y acá tenemos nuestra primera pista: estos poderes se manifiestan en situaciones de mucho estrés. 

De repente conocemos a una doctora que está haciendo una exposición en el Congreso sobre los Mutantes. Como siempre ha sucedido en la historia, lo diferente es juzgado y todos temen a esta nueva figura. Acá se plantea la segunda gran pista de este mundo: hay dos posturas. Una que aboga por la convivencia entre especies y otra que asume que, si no aplasta, será aplastada. La segunda siendo la más popular, los mutantes son outsiders. Y el resto de la sociedad no se decide qué hacer con ellos.

Como refugio para los más tolerantes tienen un colegio. La idea es que este lugar funciona como refugio para los mutantes que están solos y a la deriva. Ahí se les ayuda a seguir con su educación y a explotar sus poderes. De paso: es una fachada para una patrulla de vigilantes que controlan a los mutantes "malos" y lograr el equilibrio entre las dos razas. 

Por otro lado, Magneto, el brillante villano, a quien conocemos manejando bolitas en forma pendular, mientras confabula y controla a otros que siguen su ejemplo. Está enfocado en su forma de lucha: la supervivencia. Y es que esto lo define: era ese chico a quien separaron de sus padres en el campo de concentración y para él la vida siempre va a ser supervivencia a través del dolor y usando su poder. 

En el arte del film vemos lo mismo que sostienen los dos polos: el colegio es el lugar de la luz, donde los mutantes pueden estar a la luz del día y disfrutar de sus adolescencias (en su mayoría). En la central de Magneto, todo es oscuro, están siempre en lugares subterráneos. ¿Dónde se parecen? Donde los dos se convierten en iguales es en lo que esconde el colegio: todo es metálico en el camino a "Cerebro", un aparato diseñado para amplificar los poderes de Charles para encontrar a cualquier mutante o humano y meterse en su mente.

Así es como en esta lucha de poderes entre estos dos modelos, representados por estos dos hombres, entendemos que la guerra deja muchas heridas y que de la tolerancia puede aprenderse. Es por esto que es tan importante la marca X: porque en ese colegio y en esta situación es volver a pertenecer.

X-Men 2 (2003)


En esta edición una de las primeras cosas que vemos es el monumento a Lincoln, como un homenaje a otro luchador por la convivencia y la tolerancia. 

Magneto está preso por los sucesos violentos de la primera película. Lo interesante es que Charles no deja de visitarlo, en parte porque cree que aún queda algo bueno en Erik, pero sobre todo porque se revela que no es tan altruista en sus manejos. También él tiene un pasado oscuro. 

Finalmente, el Gobierno detectó las instalaciones subterráneas del colegio y los denominan como una fortaleza de la milicia, dando luz verde a un Coronel a atacar. Stryker es no sólo un sanguinario, sino alguien conectado al pasado no sólo de Charles sino también de Wolverine. 

Stryker tiene a su cargo de las investigaciones para "control" de mutantes. Cada vez que un militar de alto rango dice eso, generalmente viene atado a una idea de "exterminio" Y este caso no es diferente. 

Acá se desentraña que Charles está ayudando a Wolverine a recuperar su pasado. Esto mismo no pudo hacerlo por el hijo de Stryker. Antes de soltar a la bestia que retuerza de dolor a Xavier, Stryker susurra a su hijo "Hazme sentir orgulloso". Esto otra vez es atarlo a sentimientos universales y logra la identificación del espectador. 

Con una paleta verde por estar en instalaciones militares, esta película cuenta con un manejo de luces mucho más dramático que la primera, inclusive congelando la acción para invitar a una tregua durante una Cadena Nacional. 

Ante una aparente pérdida, basta un solo gesto de Charles para que se sepa que el Fénix está vivo. Y luego el espectador ve su sombra en el agua y escucha a Jean diciendo el mismo discurso que Xavier dice al inicio de la primera. 

X-Men: The last stand (2006)


El film empieza con el reclutamiento de una niña llena de ira y con un poder impresionante. Esta nena es Jean Grey y se plantea la posibilidad de que ella no pueda controlarlo. El nombre de la película es un ultimátum: tienen que decidir en qué lugar de la batalla están, con quién van a pararse. 

Las maniobras del Gobierno empiezan a ser agresivas nuevamente después de la tregua y se fabrican los Centinelas que son robots poderosos diseñados para cazar mutantes. Aun así, en este espacio de tensión, Bestia es un secretario del Estado para intentar mejorar la comunicación entre ambas partes de la batalla. 

Aquí vuelve a remarcarse que Xavier tiene sus secretos, por un lado, y por otro que considera a Storm como su seguidora. También será el momento en el que Erik y Logan se presentan ambos como contracara por ser los sobrevivientes. Esta semejanza es explotada en Days of Future Past. 

Este film usa más exteriores: ya los mutantes pueden salir más libremente de la clandestinidad, pero en ese momento el mensaje es de sacar una "cura"y esto termina desatando el ataque. El arma será Fénix que ya aparece traicionando. Jean está sin control y sin mentor. La traición de la mujer será el tema central: Mystique despechada y el Fénix suelto. 

Cuando el sacrificio necesario aparece, otra vez Charles no está dispuesto, pero Logan sí. Tanta tragedia en esa escena nos hace perdonar la transición tan veloz entre día y noche mientras cruzamos el Golden Gate. 

X-Men First Class (2011)


El intento de retomar las raíces se vuelve literal cuando iniciamos exactamente con la misma secuencia del Campo de Concentración que la primera entrega. Aquí se presenta la lógica del mentor violento que tuvo Erik, versus la niñez idealista de Charles. 

Por otro lado, así como en la primera escuchábamos la defensa de Jean Grey en el Congreso, escuchamos las palabras de Xavier defendiendo su tesis y convirtiéndose en el Profesor X. No hay que dejar de lado que Charles nunca sintió la necesidad de estar encubierto y siempre pudo explorar sus poderes con toda la tranquilidad. 

Aquí se toma a la Radiación como respuesta de la mutación. Es lo mismo que intentan usar en la primera película del año 2000, abandonando teorías evolutivas, lo cual es un poco débil como argumento, pero pasa porque todo el ambiente de la película es mucho más liviano que los anteriores. Esto se debe a que los mutantes son prácticamente desconocidos para los humanos. 

Por otro lado, así como teníamos en las demás a nuestros personajes anclados en conflictos universales, en este caso también tenemos referencias a otros textos como Bestia jugando con pociones en su laboratorio cual Jekyl and Hyde y a Emma Frost en un interrogatorio cual Basic Instinct. 

También se revela acá cómo el casco de Erik sirve para bloquear a Charles por partida doble: era el de su mentor, con lo cual siempre lo conecta con el costado violento. 

X-Men: Days of Future Past (2014)


La lógica de este film es plantear un futuro posible y en donde se encuentran los dos bandos habiendo creado la peor situación. Con absoluto conocimiento de esto, deciden usar fuerzas en orden de poder alterarlo. 

Hay dos maneras posibles de verlo (además de una reunión entre los actores nuevos y los viejos) y es o que encuentran la respuesta, o que funciona como borrón y cuenta nueva, para retomar el aspecto de la historia que mejor les quepa. 

Así es como en el viaje al pasado vemos a personajes que no habíamos conocido antes y a los que sí conocemos, no exactamente como los recordamos o, por lo pronto, con menos adamantium. 

También mantenemos la dualidad, por más que sabemos que en el futuro quieren encontrar una mejor solución, porque en el pasado siguen manifestándose las posiciones. La esencia de la historia permanece. 

Probablemente es la más ambiciosa de toda la saga, combinando elementos de tiempo y unos loops extraños, pero está magistralmente llevada adelante no sólo por los poderes y las reflexiones sobre la humanidad, sino porque hasta se da el lujo de tener una escena obligatoria de Charles versus Charles. Lo que me encanta de esto, es que se muestra en realidad que el supuesto bueno es un soberbio que no va a reaccionar con nada más que no sea el propio sonido de su voz. 

X-Men Apocalipsis (2016)


De las peores entregas de toda esta saga, por lejos. Una aberración que hasta abandona la idea del villano y del protagonista secundándolos a ambos a un poder mayor y monstruoso frente al cual son dos monigotes. 

El cast es horrendo. La batería de nuevos chicos adolescentes es una desgracia. Sin mencionar que los toques humorísticos, que son el sello, de Marvel, en esta son forzados. Porque el mismo villano con la voz procesada es insoportable. 

En un guion débil, el discurso inicial no se enfoca en los mutantes y en la humanidad, sino en el poder y lo que esto provoca en las relaciones.

En un intento por retomar antes de Last Stand (cosa que funciona muy bien en los cómics, pero que el cine no perdona), se repite entre Charles y erik el mismo diálogo que tuvieron en la cárcel en la segunda entrega. Aún así es injustificable que una Jean adolescente, sin saber controlar su poder, haya podido inmovilizar a un mutante Clase 6 (como ella), cuando en The Last Stand no pudo eliminar a un mutante clase 3 (Wolverine), ¿Sólo por quererlo? Después no se quejen si los acusan de culebrones...


Constantes:


  • Todas las entregas tienen una secuencia antes de los títulos, que siempre empiezan y terminan con una X.
  • Los personajes desarrollan sus poderes en situaciones de mucho estrés. En la primera es Rogue, en la segunda es Logan que recupera su pasado, en la tercera es Jean y su pasado. En first class un poco todos ya que son adolescentes, en Days of future past se explota el triángulo entre Charles, Erik y Raven y en la sexta es Scott. 
  • Tienen un nombre "humano" y un seudónimo, inspirado en sus poderes, que es el nombre "mutante". Hay una lógica de un nuevo nacimiento. 
  • El ajedrez entre Charles y Erik: siempre están en lucha estas dos posturas y lo demuestran claramente con este juego.
  • Erik recrimina a Charles que no puede hacer los sacrificios en algunos films. Y tiene razón: nunca los hace a menos que sea sacrificarse a sí mismo. 
  • Todos los personajes tienen historias de amor imposible. 
  • Magneto intenta convencer (algunas veces lo logra) a los mutantes de que la convivencia es imposible. En cada entrega hay un discurso a su cargo sobre esto. 
  • Los planes de Erik son tan cruentos como los de los humanos. Ojo por ojo.
  • Cada vez conocemos a más personajes y, con esto, las mutaciones se repiten. En esta lógica, estamos más cerca de la extinción de los humanos como los conocemos.
  • La escena en Cerebro tiene que estar. Es el alma del poder de Charles y lo que tiene que mantener lejos "de las manos equivocadas". Y siempre reza "Welcome, Professor".
  • Pase lo que pase, Erik no sale de la lógica reprimida del Campo de Concentración y termina conectándose con ese dolor constante mientras Charles está atado a su colegio y a su rol de profesor. 
Las mejores entregas, en orden


  1. X Men
  2. X Men 2
  3. X Men: Days of Future Past
  4. X Men: The Last Stand
  5. X Men: First Class
  6. X Men: Apocalypse
 ¿Qué opinan de esta saga? ¿Cuál es la favorita? 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada