El cine es un espacio de identificación, de educación, de industria y de arte. Y todo eso, está dentro de este blog.

lunes, 1 de septiembre de 2014

Lunes de Sagas Presenta: Matrix



La saga Matrix fue la primera en utilizar la narrativa trasmedia. Ya sólo eso la hace icónica. Si además pensamos que tuvo la capacidad de presentar una ciencia ficción elaborada y filosófica, es suficiente para repensar el 90% de su estructura.

Es verdad que casi todo lo que vemos en este relato es una referencia a un escrito anterior, ya sea una novela o la misma Biblia, pero en lo que gana es en entender lo más básico de la premisa de la libertad: el poder elegir.

The Matrix (1999)



Cuando empezamos a ver este film – de mis favoritos de todos los tiempos – entramos a través de un código en una pantalla negra. Ya nos invita a pensar que es un programa lo que crea esa situación. Si encima reflexionamos sobre el hecho de que a partir de estos códigos escuchamos a los que luego conoceremos como Morfeo y Neo sabemos que todos estamos siendo monitoreados.

Una de las cosas que más destaco de esta primera entrega es como juega con los efectos acumulables del cine de género en el cual reconocemos rasgos por la cantidad de audiovisual que tenemos visto. Algunos ejemplos de esto son: el hecho de que vemos la puja de los policías con lo que reconocemos como agentes del FBI como en las miles de historias policiales que hemos visto, si encima nos enfocamos desde el punto de vista de los rebeldes tenemos la perspectiva del subgénero gangster, los espacios cerrados de toda la primera mitad de la película que hablan de lo clandestino y de la Resistencia. Por otro lado, jugamos con un alias en una lógica de cómic y superhéroes y la velocidad con la que se comprende el nuevo universo. Los mitos griegos que les dan nombre a personajes como Pitonisa/Oráculo y Morfeo hablan de otra idea de intertextualdiad. Y eso que no estoy hablando de todas las novelas que citan.

Él diseña programas de día y vende códigos de noche. Es un personaje con una doble vida en busca de poder entender qué rol cumple en el mundo. Es el objetivo perfecto para ser reclutado. Si a esto sumamos que en el trabajo le dicen que tiene problemas con la autoridad, tenemos un futuro líder sin problemas.

Tiene elementos surrealistas como el de incluir sueños pero luego estos sirven para marcar qué sucede y qué no. También demuestra el poder que tienen los agentes.

La Matrix es un mundo de ensueño creado para controlar a la Humanidad. Pero para que esto funcione te tienen que presentar la idea de la elección. Él puede salir del auto o no, tomar la pastilla azul o roja, salir del edificio por sí mismo o de la mano de los agentes.


También se plantean reglas: Neo es especial y por eso implica reglas diferentes. Es la primera vez que liberan a una mente tan adulta (ellos no pueden asimilar tan bien los cambios) y esto se remarca cuando en la casa de la Pitonisa, un chico de no más de 8 años le explica situaciones que él no puede terminar de digerir, completamente naturalizadas.

Mientras el personaje se va desarrollando y nos presentan todos los entornos posibles y conocidos de la ciencia ficción, de repente nos encontramos con otro dilema y es que el que los traiciona es porque quiere olvidarse de todo lo que sabe. De que existe la Matrix. Que todo esto pasó.

Matrix reloaded (2003)


Al igual que la entrega anterior, lo primero que vemos es a Trinity en una secuencia de acción. El único problema es que es una pesadilla. Lo que es excelente es que se animan a un tiempo cíclico en un universo tan complejo. Pero, seamos sinceros, todos sabemos que esto pasa porque la trama es mucho más chica que en las otras entregas.

Aquí a través de Smith vemos dos cosas: primero que está cobrando fuerzas y segundo que existen los llamados “Exiliados”. Estos son los programas inútiles o que ya han cumplido su objetivo y se rehúsan o a ser destruidos o a volver a la Fuente. Con esto también empezamos a ver una voluntad de vivir de una forma de vida artificial que es remarcable.

Esta es la primera película en la que conocemos a Sión con lo cual es muy fácil distinguir los colores tierra que nos llevan a lo más cercano y cálido mientras el resto del espacio es negro y azul.

También se presenta una nueva forma de liderazgo ya que los que los idolatran a Neo no reciben entrenamiento como él recibió. Esto también tiene lógica porque explican que “en los últimos 6 meses liberaron más mentes que en los últimos 6 años” con lo cual no pueden pedir la misma atención.

Se remarca el hecho de que no todos creen que Neo es el Elegido, más que nada la gente respalda primero a Morfeo. Cuando se vuelve a encontrar con la Pitonisa, las certezas son otras y a cambio de esto ella le da la información que necesita él para seguir su objetivo.

Así empieza la búsqueda del Cerrajero que es quien puede hacer llaves de códigos para pasar de un mundo al otro. Y todos hablan de un propósito con lo cual todos tenemos que suponer que esto está predestinado.

La escena con el Arquitecto es una de mis favoritas en la que se le quita el peso de ser “El Elegido” explicando la verdadera perspectiva y es la cantidad de elegidos que ha habido. Que cada tanto, esta anomalía pasa, pero que es controlada.

Ahora llega el momento de asimilar el hecho de que la profecía era mentira y que ahora están solos, escribiendo en la oscuridad. Neo en coma puede controlar a los centinelas. Hubo un solo sobreviviente del ataque a Sión. Ahora hay que ver qué los depara frente a la Matrix

Matrix Revolutions (2003)


Esta vez enganchamos exactamente donde nos dejaron en la entrega anterior, lo cual te da una sensación de capítulo. Pero ya se empiezan a ver ciertos cambios: esta vez es la Pitonisa la que pide hablar con ellos.

El tren aparece como una metáfora de la entrada y la salida al sistema y ese programa es el que pretende tenerlo demorado eternamente a Neo entre los dos mundos. Tendrá que comprender él las capacidades de su mente.

La Pitonisa revela el corazón de su existencia: si El Arquitecto tiene que balancear la ecuación, ella tiene que desbalancearla. Siempre buscando el fin de la guerra. Si relacionamos esto con la idea del ciclo, entendemos su tedio, ¿No? Ellos vienen luchando esta guerra hace ya demasiado tiempo. Además, si la obsesión de El Arquitecto es el balance, es lógico que cuanto más poderoso es Neo, más poderoso sea Smith.

Lo que me resulta un poco tedioso es que si bien presentan que los programas son autoconscientes y tienen conexiones sentimentales entre ellos, que siempre lo que parece destacar a los humanos son las historias de amor y valentía.

La batalla final implica la idea de lo cíclico y la lucha sin fin. El mismo agente está agotado y pide por el final.

Los titiriteros y su trato hacen el resto.

Constantes


  • El inicio con el logo de las productoras en verde y la lluvia de códigos.

  • Las dos primeras entregas inician con una persecución a Trinity. La tercera no porque tiene la idea de seguir el mismo capítulo.

  • En cada una de las entregas los misterios y la guía es a partir de un diálogo con la Pitonisa.

  • En todas las entregas hay una lucha con el agente Smith que siempre pierde la Resistencia.

  • La duda se presenta como refuerzo de la elección: si no eligen se rompe la idea de la Matrix.

  • Se presenta en cada una al menos un personaje pelado que hace referencia a acabar de despertarse. Asimismo, los que tienen pelo largo (fuera de la Matrix) es un símbolo de haberse despertado hace mucho.


Mejores entregas (en orden)


  1. The Matrix
  2. The Matrix Revolution
  3. The Matrix Reloaded

Ustedes, ¿Toman la pastilla azul o roja?

2 comentarios:

  1. Hola Patricia,yo probaria con la otra pastillita a ver que pasa!adore esta saga y reconozco que la primera me impacto.Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí o sí no tomaría para ver la Matrix...bastante complejo es ya lo fantasioso! :D

      Besote

      Eliminar