El cine es un espacio de identificación, de educación, de industria y de arte. Y todo eso, está dentro de este blog.

domingo, 22 de enero de 2017

Las ratas: los mejores espías del cine

Este post va a enfocarse en el cine de espías o aquellos que tienen que meterse tras líneas enemigas, ganarse su confianza y pasar información a sus superiores.

Lo que más me gusta de este tipo de películas es que suelen tener un fuerte mensaje de tolerancia en el que empiezan a ponerse en el lugar del otro para cambiar al personaje inicial o, al menos, cuestionar las razones que le fueron dadas para espiar o delatar a otro. 

Conoces a Joe Black


Bueno, no es precisamente un espía. ¿O si? La muerte decide tomar un cuerpo de un chico que mató caprichosamente para que un viejo que no quiere desprenderse de su buena vida, le cuente cómo hay que vivir. No hay que olvidarse que en el momento en el que decida que aprendió todo lo que tenía que aprender, se va a llevar al más allá a ese mismo profesor. 

Perros de la calle


Un robo que sale mal y los miembros de la banda se encuentran en un lugar intentando descubrir quién fue que los delató. Lo más importante es que ninguno se conoce en profundidad, entonces ¿En quién confiás? Lo mejor de todo es que como espectadores sí conocemos al policía encubierto. Y nadie más huele la rata.

El Código Enigma


Si estás decodificando uno de los aparatos más complejos de los nazis, donde están sus estrategias de ataque y que de repente alguien del equipo pueda pasar estos datos a otra fracción por ser un doble agente, nos deja bastante mal parados. Siempre pensé que era una pena que no se explotara más este tipo de relaciones y conflictos, pero el film está muy enfocado a la vida personal de Turing. 

Running Scared


Joey Gazelle tiene el trabajo de esconder las huellas tras la mafia. Es decir que si hay un "baño de sangre", es el que limpia la escena para que la policía no lo encuentre. El tema es que él es policía. Si a esto sumamos que un amiguito de su hijo un día decide robarle un arma para amenazar a su violento padrastro para que deje de pegarle y esa arma 'sucia' empieza a circular por la ciudad, convengamos que esta rata va a pasarse toda la peli tratando de huir del queso y de la trampa.

Casino Royale


Decir que el 007 es un gran espía, cae de maduro. Lo interesante acá es cómo te demuestra que en el fondo, él nunca va a poder confiar en las mujeres por haber caído en las garras de la más hábil de todas las espías. Una chica Bond por estar en una peli de él, pero que no se puede confundir con ninguna más.

Munich


Probablemente de mis favoritas de esta temática, en donde inevitablemente vamos a poner a prueba lo del "ojo por ojo". Una película violenta, descarnada, en un contexto en el que se volvía a ser violento y descarnado en Estados Unidos y empezaba una epidemia de falta de tolerancia. La escena en la escalera entre un Palestino y un Israelí post el atentado en los Juegos Olímpicos es realmente una belleza. 
Porque sí: después del Ojo por Ojo no existe la paz. No hay paz al final de tanta violencia, solo más violencia y odio.

Quémese después de leer


Cuando un agente de la CIA está cerca de retirarse y decide escribir sus memorias como prueba de la importancia que tuvo (importancia que nadie, ni su mujer, está dispuesto a darle), es el principio del caos. Porque en las manos de una ambiciosa trabajadora y sus ganas de querer "vender la información", todo conlleva a una serie de eventos tan descabellados como cómicos. Imposible parar de reírse.

La vida de los otros


Escuchar tiene su costo. Ponerse a disposición de la vida de otros, también. La imaginación, el contexto social y mucho suspenso, construyen un film atrapante y que renueva toda esta temática. Sobre todo porque está contada desde la perspectiva de un miembro de la stasi, pero que no cree devotamente en la causa. Es una película imposible de dejar de ver y que nos permite a nosotros como espectadores ver lo que sucedía detrás de la cortina de hierro. 

Con la muerte en los talones


Cary Grant no necesita de mucha presentación. Mucho menos el director, un tal Alfred Hitchcock. No hay cinéfilo en el mundo que no sienta una punzada de amor cada vez que escucha estos nombres. Pero lo más valioso, a criterio de esta bloggera, es que se explota la lógica del hombre equivocado en el lugar equivocado al extremo. De repente un hombre de negocios es tratado como un espía pero el espectador va viendo lo cómodo que se siente en esta situación y cuan en control se siente para resolverla. Siempre pensé que Mad Men se basa en ese personaje. Brillante. 

¿Cuáles sumarían? 

lunes, 16 de enero de 2017

La magia del primer capítulo: The Good Wife

Esta nueva sección va a enfocarse en el primer capítulo de las series ¿Por qué? Porque ahí está el germen de todo lo que nosotros vamos a amar durante temporadas y de los personajes que queremos seguir. Si este capítulo falla, no hay compromiso con el relato y nos pierde como espectadores. En esta primera edición, uno de mis pilotos favoritos de una serie tremendamente subestimada.


The good wife terminó el año pasado, luego de siete temporadas. Es una serie de las que llamamos híbridas porque si bien tienen una línea argumental que es autoconclusiva en ese mismo capítulo, luego hay una serie de líneas que se desarrollan en varios capítulos o, la principal, en toda la serie.

Como es una serie con foco en el mundo legal de Chicago, el escenario es la corte y una firma de abogados. La línea autoconclusiva tiene que ver con los casos que llegan y cómo se encaran para resolverse. Las otras tres líneas argumentales tienen que ver con diferentes perfiles que afectan directamente al personaje principal, Alicia Florrick.

El capítulo inicia con un plano detalle de ellos dos tomados de la mano y los flashes que encandilan. Como siempre, ella está a espaldas de él, es un mero accesorio. ¿Qué pasa? Tiene un juicio político el fiscal del Estado por malversación de fondos públicos y en el medio publicaron videos sexuales. Lo mejor de todo es que ella está en estado de shock, a cara lavada, y ve que él tiene un hilo en la manga. Con poco poder de reacción, ella solo quiere removerlo. Es la Buena Esposa.


Seis meses más tarde, Peter está preso. La venta de la casa en la que vivían es para pagar los abogados de él y ella tiene que salir a trabajar. De repente, un ex compañero de universidad (con el que claramente hay una química o algo no resuelto), le tiende una mano y la toma como junior de la firma de la que es socio. No es que Alicia haya sido cualquiera: se graduó con los mejores promedios en una universidad de elite pero ahora tiene que empezar compitiendo con un niño. Tiene que ser la Buena Abogada.


Las repercusiones de las actividades de su esposo no son fáciles de sobrellevar porque ella camina en su sombra. Los jueces lo conocían, los otros abogados, todo el mundo. Ella tiene que ser la Buena Abogada y la Torre de Fuerza. Una mentora le dice que “los hombres pueden ser flojos, las mujeres no”.

Por otro lado, también están sus hijos adolescentes, en el candelero de pasar de una vida y un colegio y un barrio, a otro totalmente diferente. Ella tiene que ser la Buena Madre.


La magia de todas estas líneas argumentales, es que terminan siempre con la pregunta de si es una buena esposa, o una buena abogada, porque coquetea con sus propios grises morales. Esta pregunta se mantiene hasta el final de la serie, donde es una mujer que racionaliza el amor, la pasión y explota los límites de la abogacía por sobre los morales. Un personaje que no se traicionó a sí mismo durante 7 temporadas.

Y es imposible no enamorarse a la vista del piloto. 

viernes, 13 de enero de 2017

Grandes papeles femeninos post 45

Este post parecería sencillo, pero no lo es. No sólo es complejo encontrar cualquier tipo de papel principal que sea medianamente interesante para ese rango de edad, sino que si encima sos mujer, estás frita.

Esto, claro, no es nuevo en el cine americano (y hablo de este porque en el costado occidental del mundo, sigue siendo el más influyente) sino que además se contagia en varias otras cinematografías. En el cine clásico, la mujer solo servía para poner en problemas a los hombres, cuestión que se ve arraigada particularmente en algunos géneros como el policial negro y sus femme fatale.

Por eso, en orden de creer que hay aún buenas historias por relatar en formato audiovisual, recordaremos algunos de los mejores papeles de mujeres reales, que son más que la madre abnegada luego de haber sido la bomba sexual o arpía que quiere beber la sangre de la nueva protagonista.

¿Cuáles sumarían?

Julia - Being Julia


Adoro a esta actriz, pero más aún adoro a este personaje de la actriz egocéntrica que se atreve al capricho de un romance y sabe cómo reclamar su espacio en el spotlight. Es madre, es esposa, es actriz, pero ante todo es una mujer con muchos matices.

Hermana Helen Prejean - Dead man walking


Probablemente de las películas más conmovedoras que recuerdo de ambos protagonistas, pero cómo ella se convierte en la redención y la columna vertebral moral de él, es algo que siempre me cautiva. Y eso que me costó perdonarla por ganarle a Meryl ese año por 'Los Puentes de Madison'.

Miranda Priestly - Devil wears Prada


Sin este personaje en la piel de Meryl Streep probablemente esta película no hubiera sobrevivido cinco minutos después de su estreno, pero es esta fortaleza de mujer, con esa mirada y esa manera de llevar adelante su imperio, que termina haciendo a esta comedia apenas simpática, memorable.

Mrs Robinson - The Graduate


La señora Robinson es mucho más que una cougar aburrida. es la mujer que ve a un chico perdido, que una vez que su hija se va, no sabe cómo encarar su vida. Es compleja, seductora, cautivante y nunca será la damisela en apuros. Es el reflejo mismo de un Benjamin que está tan perdido y asqueado como ella, mostrando que no necesariamente todas nuestras preguntas se responden con la edad.

Norma Desmond - Sunset Boulevard


Norma es una suerte de señorita Havisham de Grandes Esperanzas encerrada en su imperio construido sobre su imagen de celuloide. Pero ya hace tiempo que Norma no es una estrella de cine porque cuando se convirtió en hablado, ella dejó de ser interesante. Un derroche de talento, una serie de delirios en el medio atados a una nostalgia enorme y una pasión por volver a existir que le dan una fuerza enorme en pantalla. Se come crudo todo porque Swanson en ese papel es gigante. 

Jasmine - Blue Jasmine


Si bien todos sabemos que tiene muchos elementos de "Un tranvía llamado deseo", Jasmine en Cate Blanchet es siempre una delicia de ver. Un personaje aparentemente snob y perfeccionista que siempre encuentra una arista más. Como va jugando desde Penélope hasta Medea sin escalas. Es maravillosa. Con una ira contenida que se revela de a pequeñas dosis y el resultado es inmenso. 

Kate Mercer - 45 years


Fue de mis favoritas el año pasado: un melodrama de pareja que es una joyita. Lo que más me gusta de Kate es que cuando los dioses quieren castigarla, escuchan sus plegarias y construye este castillo de naipes donde no se sabe si ella es la reina o está a punto de abrir la puerta de Barba Azul. 

Annie Wilkes - Misery


Sin dudas, mi favorita. Cualquiera diría que a determinada edad y determinado momento de la vida, los sueños se dejan atrás. En este caso, los sueños propios pueden convertirse en la pesadilla de otros. En los zapatos de nuestra adorable Kathy Bates, es lo más aterrador que se ha visto en la pantalla grande.

¿Qué otros papeles sumarían? 

miércoles, 3 de agosto de 2016

Cómo suma (y cómo resta) lo que dejás de ver (o ves) en cine

Cuando uno se pasa tanto tiempo en una butaca como yo, tiene ciertos momentos en los que dialoga a viva voz con la pantalla. No, no es necesario que solo se le grite a los jugadores de un partido de fútbol: yo puedo enojarme con la misma vehemencia con un recurso mal usado.


Es por esto que me puse a pensar en el poder de la imagen, en cuanto poder tiene lo que nos muestra, pero también qué limitante es. Hay muchas veces que lo que no vemos suma, y aquello que sí vemos resta escandalosamente.

Aquí mis propuestas de cuándo sucede una y cuándo se da la otra. Desgraciadamente, cuando pongo los casos en los que resta, muchas son de mis favoritas.

Tiburón


Suma: el bicho es pésimo y horrendo (hoy, claro), pero amén de eso, suma muchísimo cuando a vos te ponen en el papel del asesino, porque eso implica que vos sabés más que los personajes (lo que te crea suspenso) y estás imposibilitado de actuar. Funciona como un reloj. Maravilla total.


El retorno del rey


Resta: Los re queremos a los hobbits, son los héroes improbables descalzos más adorables del mundo, pero de ahí a querer saber qué hicieron en los próximos 70 años de su vida post destruir el anillo de poder, es como demasiado. En mi mente había una voz desesperada que chillaba “HACE 3 HORAS Y 20 MINUTOS QUE ESTOY ACÁ. REDONDEAME QUÉ HICIERON LOS NIETOS DE SAM”. Alguien le tuvo que haber regalado unas tijeras a Jackson. Total, tengo las versiones extendidas.


Alien


Suma: Nunca vamos a entender la evolución de ese bicho que pasa de un huevo, a un crustáceo, a un gusano que revienta pechos, a algo con cola y saliva ácida, pero lo espectacular de esta película es que no necesitamos saberlo. Acá nos ponen del lugar de la presa todo el tiempo, sabiendo que en una nave no tenés demasiadas posibilidades de escaparte y que todos los que tenían todo para sobrevivir son los primeros en morir. Si a esto le sumás que el 90% de las veces que te rodea, no lo ves y aparece un gato maléfico con sus dientes filosos, nos desmayamos en masa.


Loco por Mary


Resta: No soy una puritana ni mucho menos. El “gel del pelo” me parece divertidísimo y está muy bien. Ahora, ver el miembro del personaje agarrado en el cierre me parece innecesario ya que esa toma no suma nada, en realidad. Lo divertido es la situación, no lo explícito de la escena. Ni hablar de la vecina de ella con los pechos rostizados caídos y los besos de lengua del perro. Me arruinan por momentos una genial película.


Seven


Suma: Me encanta este policial, pero siempre recuerdo que si bien salté en el pecado de la pereza como todo el cine, lo que realmente me impactó fue el pecado de la lujuria. Me parece infinitamente peor lo que yo me imagino de esa situación que lo que puedan mostrarme. Como Fincher es un genio y está tan bien pensado te muestra una foto del aparato, la habitación llena de sangre, el relato de un hombre envuelto en una manta muerto de miedo. Es impecable.


Indiana Jones 4


Resta: Bueno, todo el film resta, pero encima me ponen la foto de Henry Jones senior en un portarretrato explicando que murió. Ahora que sale una quinta no me puedo ni ilusionar con que los tres estén en pantalla. No: me tengo que resignar a que no va a tener nada de encanto y la voy a ver igual. Además, ni venía al caso. Si el personaje no aparecía no pasaba absolutamente nada. Gratuito y hoy me rompe el corazón.

Inception


Suma: lo interesante del personaje es la culpa por la muerte de su mujer, no por nada usa su tótem. Lo interesante es que él supera esa culpa cuando deja de ver el mundo a través de los ojos de ella y se queda con sus hijos. Las preguntas están en la mente del espectador, nunca en la del personaje, por eso es genial no saber si el trompo se cae o no.

Harry Potter y las reliquias de la muerte 2


Resta: ¿Por qué tenemos que verlos viejos? ¿Por qué? Apenas llegan a sus 20s y es el maquillaje más horrendo del mundo. ¿No podían encontrar otro recurso?


Drive


Suma: Si viéramos como se rompe el cráneo, dejaría de tener el mismo impacto. Terminaríamos viendo qué tan bien o mal está creada la imagen y no concentrándonos en el personaje principal. Que además, la fotografía tenga una luz dorada, imitando una mágica, adentro del lugar menos mágico del mundo como es un ascensor, minutos después de un romántico beso, es realmente impecable. 


Matrix revoluciones


Resta: Neo vuela al final. Todo bien con el Elegido, todo bien con la pelea con múltiples Smiths, pero muchachos, hay límites. Una cosa es coquetear con las infinitas posibilidades y otra cosa es manifestarlas en una imagen a lo Superman. Innecesario.

Bonus track: ¿Qué le dice al oído en Lost in Translation?


Suma (y mucho): Nada más romántico ni que demuestre más intimidad.

¿Qué ejemplos sumarían?

jueves, 28 de julio de 2016

Cocktail a la carta: los mejores tragos que nos dejaron los films

Los viernes ya nos pesa toda la semana y pareciera que hay que aprovechar ese espacio para hacer lo que uno realmente quiere hacer. Con esta postura, no hay mejor excusa para relajar tomando algo con amigos y con gente que lo pasamos bien. 

El tema es que eso en la mentalidad del cinéfilo se transforma en "si me tomo un Martini, pido que esté mezclado y no agitado" y uno se siente James Bond y hasta se aguanta la cara con la que te mira el bartender donde si pudieras leer su pensamiento te estaría insultando. Porque lo lindo del cine es que nos da la chance de ser otros por un rato, de espiar la vida de otros por un rato y después volver a la tranquilidad de nuestra amada y propia rutina.

Con ustedes, la carta de 10 cocktails cinéfilos

¡Salud!

1) Martini - James Bond


La base de cualquier cinéfilo tomador social que se respete a sí mismo. Desconfiá y huí de todo aquel que no piensa en pedirlo le guste o no el martini. De verdad. Esa puede ser una persona con malas intenciones. O, lo que es imperdonable, con poca cultura fílmica.

La clásica escena empieza con él dando indicaciones sobre cómo preparar el martini, de manera que ya sabés no sólo de su seguridad, sino de que es tan pero tan intuitivo y conocedor que puede degustar la diferencia. Más onda no se puede tener. 

2) Whisky Sour - La comezón del séptimo año 


Nueva York hierve en verano. Y no es lo único que hierve cuando este pobre hombre que entró en la meseta de su relación tras 7 años juntos, resulta que tiene de vecina a una chica con un vestido blanco volador. 

Con esto el galán de turno aprovecha la ausencia de su mujer y su naive vecina tomará unos tragos con él sólo para demostrarle que la buena compañía no siempre termina como él quiere. 

3) Cosmopolitan - Sex and the city


Este trago terminó siendo un canto a los lazos femeninos y al espacio que siempre tenés que guardar para tus amistades. Y para el espacio en el que sos vos por sobre todo. 

Cuando todas las demás se dieron cuenta de esto, los cosmopolitans dominaron el mundo. 

4) French 75 - Casablanca


La vida en Casablanca no debe haber sido sencilla, pero por sobre todo en el Café Americain de Rick, más valía hidratarse. Es por esto que este clásico del cine se encontró un clásico del menú de cocktails. Ojo con la combinación de azúcar, champagne y limón. No por nada lo tomaba el más recio de la pantalla grande. 

5) Ojo rojo - Cocktail


Pocos actores con el carisma de Tom. Si a esto sumamos que por esos momentos no hablaba de comer placentas sino que era un dandy despreocupado que hacía suspirar a grupos demográficos enteros. En ese momento, protagonizó esta comedia de mucho éxito y este era su trago matador. Considerando que él estaba del otro lado de la barra, había varias cosas matadoras. 

6) White russian - El gran Lebowski 


Peliculón soberbio. Solo los Coen pueden hacer algo así y que funcione. Pero, por sobre todo, si el mundo se me va a caer a pedazos, al menos que sea con un trago que te siente cuando lo termines. 

7) Old fashoned - crazy stupid love 


Sé que la peli es muy básica, pero me encanta, no puedo evitarlo. Stone es una divina comediante y la lógica de que él prácticamente por ósmosis va a entender lo que ella quiere, y lo único que ella quiere es dejar de sentirse indefensa, es impecable. Esta secuencia hace valer a todo el film. 

8) Cerveza + tequila - Thor


Nunca te metas con un vikingo. Y ojo si tomás con él.

9) Missisippi Punch - Desayuno en Tiffany


Holly es tan adorable y liviana, que también cuando se le va la mano con los tragos resulta querible. Nada como este trago para hacerlos recordar sobre los ríos de luna.

10) Margaritas - Practical Magic


Estoy con films poco culturales hoy, pero esta escena me encanta porque se trata de ese momento entre hermanas, único, en donde el tiempo parece no pasar y la química revive. 

Bonus Track: Los bombones de Cita a Ciegas


Kim Basinger no tolera bien el alcohol en esta comedia divertidísima. Ojo con inyectar Whisky. 

¿Qué tragos sumarían?

Buen fin de semana para todos 

domingo, 24 de julio de 2016

12 inolvidables Femme Fatales

El cine clásico sigue siendo mi favorito. Junto con todos sus estereotipos, me gusta cómo anda parece al azar y toda la historia se arma como un rompecabezas frente a mí. Si ese es mi razonamiento, imagínense cómo disfruto el Policial Negro, en donde el cinismo y la miseria humana caen exactamente donde tienen que caer, es como la fórmula perfecta.

Dentro de este espectro, tenemos a dos tipos de mujeres. Una que es la mujer ama de casa, siempre víctima y que no puede mantenerse en pie y la otra, la Femme Fatale. Esas féminas hipnóticas son el tema de hoy. 

Una vez leí que la femme fatale lo que hace es fundarse en el temor recurrente de no ser amado, de ser despreciado por el objeto de deseo y entonces la hace parecer enorme, sexual, dispuesta a comérselo crudo y el tipo no tiene ni una chance de hacerle frente. Honestamente, estas mujeres me parecen cautivantes por muchas cosas: primero porque se paran sobre sus dos patas y le hacen frente a la vida en un contexto que quiere aplastarlas. Pero lo mejor es como logran justificar todas sus fechorías simplemente porque el destino no les dio lo que querían: o porque no tienen plata, o porque no se casaron por amor, o porque las traicionaron. Eso les da carta libre para seducirte y sacarte el corazón con una cuchara.

Debajo, mis 12 favoritas.

1) Gilda - Gilda


"Nunca hubo una mujer como Gilda". Rita Hayworth marcó la vara para todas las mujeres del mundo con esta interpretación en donde hasta puede hacer un streaptease para volverlo loco y levantar sus rulos con esa sonrisa insolente. Es de las mujeres más hermosas que han pisado la pantalla y a las que le vendés tu alma sin pensar mucho más.

2) Lola Lola - El ángel azul


Marlene Dietrich son su forma sexualidad a flor de piel para la [epoca era hasta vulgar, demasiado frontal. Juega hasta con el travestismo sin preocuparse en absoluto y con el toque cínico te demuestra que está dispuesta a bailar hasta que mueras de amor.

3) Phyllis - Perdición


Phyllis juega con la pasión irrefrenable para manipular a alguien más a que haga el trabajo sucio y ella pueda ser libre. Pero no es una chica de no poner las manos en la masa si llegara a ser necesario, con lo cual no la atrapes. Nada de lo que se presenta adelante tuyo es inocente, nada es casualidad. Desde la esclava que usa en el tobillo hasta el momento en el que te encuentra.

4) La mujer de la ciudad - Amanecer


Este melodrama muestra un claro uso de la diferencia entre las dos mujeres que mencioné en la introducción. Donde la esposa del campo es toda angelical y honesta, la dama de la ciudad es una vampiresa, vestida de negro y que hasta sugiere un asesinato que promete la libertad y el amor. 

5) Lynn Bracken - LA confidential


Kim Basinger es, sin dudas, de las mujeres más hermosas que han pisado la pantalla. Su sensualidad y su frescura no se han perdido con el tiempo y en esta película combina el amor por el tipo de rol que compete a este post y el cine clásico, justo a fines de los 90s. 

Lynn es una prostituta que se parece a Verónica Lake en Los Ángeles, donde los vicios y el deseo de ser una estrella se mezclan y escupen sus restos. Impresionante, suave, despiadada y al mismo tiempo a punto de quebrarse, Basinger compone a una perfecta femme fatale.

6) Jessica Rabbit - ¿Quién engañó a Roger Rabbit?


Esta parodia a todo el cine policial es maravillosa y está llena de ingenio. Por eso de repente esta femme fatale levanta temperatura de todas formas, aún cuando las suyas son animadas. Responde a los labios rojos, los párpados caídos y la voz suave que canta jazz para una platea de babosos.

7) Marie Browing - Tener y no tener


Lauren Bacall fue hasta el último momento preciosa. Esas cejas, esa expresión soberbia solo se potenciaban al lado de Bogart. Lo que me gsuta de Marie es que ella usa como excusa la idea de que es despiadada solo para parecerse a los hombres, que usan y tiran sin problemas, que abusan y reclaman sin remordimientos. Al mismo tiempo, del otro lado, nos encontramos con que el resto la trata como si fuera una adolescente rebelde y una niña mimada. 

8) Catherine Trammel - Bajos Instintos


Sin dudas marcó una generación entera el plano en ese cruce de piernas tan famoso, pero lo más interesante que tiene este personaje es que ella nunca intenta ocultar que es en realidad mala y te ofrece jugar, de todas maneras. Otra mujer fría que al mismo tiempo reacciona ante el contacto y la fuerza de otro personaje. 

9) Norma Desmond - Sunset Boulevard


Lo que me gusta de pensarla a Norma en esta lista es el ocaso no solo de la estrella sino de las curvas, del poder de conquistar. Esta misma que la juega de fría y sensual es vista por el narrador como una señorita Havisham, arruinada. El cruel paso del tiempo y la frialdad de la luz del spotlight cuando se apaga.

10) Kitty Collins - The Killers


Ava Gardner decía que el mundo se iba a acordar de Frank Sinatra por haber sido su esposo. Si bien las cosas no salieron en la medida que ella quería porque la verdad es que más vale lo pensamos al revés, cuando la ves en pantalla y ves esa cara, te das cuenta por qué tuvo el coraje de pensarlo.

Este film está inspirado en un cuento de Hemingway pero ella ha inspirado a miles de otras para poder presentar a este tipo de féminas por las que no sólo Lancaster moriría.

11) Mrs Robinson - The Graduate


Otra Femme Fatale, esta vez con algo de cougar. Esta tramposa señora está dispuesta a pedir tu alma a cambio de cualquier cosa que quieras de ella. atrapar a un chico perdido, que no sabe qué hacer de su vida para guiarlo puede ser justamente la sangre que desea beber.

12) Evelyn Mulwray - Barrio Chino 



Esta me encanta porque tiene un dejo de dignidad y cinismo mucho mayor. Se presenta como una señora y lo mantiene aún cuando todos sus pecados están a la vista. Es presa de sus silencios y al mismo tiempo los usa para manipular. Una obra de arte en sí misma.

¿A quién sumarían?